Médicos Sin Fronteras es una organización médico humanitaria internacional sin fines de lucro. Ayudamos a personas afectadas por epidemias, conflictos armados, desastres naturales y excluidas de la atención médica en más de 70 países. Conócenos. Más información
02.12.2021

El restablecimiento de la política de “Permanece en México/Remain in Mexico” es un golpe devastador para miles de personas que buscan asilo en Estados Unidos, dijo hoy la organización médico-humanitaria internacional Médicos Sin Fronteras (MSF).  

“Permanece en México”, oficialmente conocido como Protocolo de Protección de Migrantes (MPP) es un programa que pone en peligro la vida de las personas solicitantes de asilo al obligarles a permanecer en México mientras esperan que se escuchen sus solicitudes. Se espera que la política se restablezca el 6 de diciembre o alrededor de esa fecha, según un comunicado del Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. publicado hoy. Un tribunal federal ordenó a la Administración Biden que restableciera el MPP poco después de que fuera rescindido por completo en junio. 

MSF, que ha brindado atención médica y servicios de salud mental a personas en movimiento en México durante años, ha documentado los riesgos que las personas solicitantes de asilo inscritas en el MPP han enfrentado en México, su exposición sistemática a la violencia y el trauma, y ​​su falta de acceso a un refugio y servicios básicos. 

Avril Benoît, directora ejecutiva de MSF Estados Unidos, proporcionó la siguiente declaración en respuesta al anuncio de hoy:

El MPP es inhumano. Se encuentra entre las políticas de migración más dañinas impuestas por Estados Unidos en los últimos años, castiga a quienes huyen de la violencia y la persecución y niega protección a las personas vulnerables. Estamos siendo testigos de otro golpe al maltrecho sistema de asilo de Estados Unidos. 

Vemos los costos humanos del MPP en las personas solicitantes de asilo en México: los secuestros, las agresiones, la extorsión. Entre el momento en que el MPP fue implementado por primera vez por la administración Trump y el momento en que fue rescindido por el gobierno de Biden, más de 71,000 personas solicitantes de asilo fueron rechazadas por Estados Unidos y enviadas de regreso para enfrentarse a condiciones difíciles y peligrosas en México. Nuestros equipos en México han tratado a las víctimas de esta cruel política por sus impactos en su salud física y mental. 

Estamos extremadamente preocupados por los riesgos adicionales de reiniciar el MPP en adición al uso continuo de la orden ‘Título 42’, que ha sido utilizada por las administraciones de Trump y Biden para realizar más de 1,2 millones de expulsiones sin el debido proceso. La superposición de estas dos políticas sin duda se sumará al abuso, el caos y la confusión asociadas con el proceso de asilo de Estados Unidos en la frontera sur. 

Dimos la bienvenida a la decisión de la administración del presidente Biden de devanar y luego derogar el MPP en junio. El memorando más reciente emitido por el Departamento de Seguridad Nacional a fines de octubre para rescindir el MPP proporciona un reconocimiento detallado de los numerosos daños causados ​​por la política. La administración debe ahora hacer todo lo que esté a su alcance para anular el MPP de una vez por todas. 

También repetimos nuestro llamado a la administración del presidente Biden para que ponga fin a las expulsiones bajo el Título 42. El reciente memorando de la administración sobre el MPP reconoce que es inaceptable que Estados Unidos envíe a las personas solicitantes de asilo de regreso a México para enfrentarse a la extrema violencia e inseguridad, que es exactamente lo que continúa haciendo a través de la implementación del Título 42. Como organización médica y humanitaria, sabemos que la imposición del Título 42 no está justificada por motivos de salud pública, que aumenta el riesgo de transmisión de la COVID-19 entre grupos vulnerables y que amenaza la vida y la salud de las personas que buscan protección.