Médicos Sin Fronteras es una organización médico humanitaria internacional sin fines de lucro. Ayudamos a personas afectadas por epidemias, conflictos armados, desastres naturales y excluidas de la atención médica en más de 70 países. Conócenos. Más información
02.12.2021

La junta directiva de Gavi, la Alianza para las Vacunas, acaba de aprobar una inversión para el lanzamiento de la vacuna RTS, S contra la malaria, cuyo uso fue recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en octubre de 2021 para niños y niñas a partir de los 5 meses de edad. Médicos Sin Fronteras (MSF) celebra el compromiso de Gavi de invertir en esta vacuna que, en combinación con otras herramientas aprobadas para la prevención de la malaria, puede salvar muchas más miles de vidas cada año. Sin embargo, existen retos relacionados con la facilidad de uso de la vacuna en entornos con recursos limitados, su asequibilidad y suministro, que requerirán mayores esfuerzos por parte de Gavi y otros socios, a fin de lograr el máximo beneficio.  

 

Dra. Saschveen Singh, Asesora de Enfermedades Infecciosas Tropicales de MSF:  

“Es una buena noticia que Gavi invierta en el lanzamiento de la vacuna contra la malaria, pues sigue siendo una de las enfermedades mortales más importantes que enfrentamos año tras año en nuestros proyectos médicos. Dado que varios de los países más afectados por la malaria son también los que tienen los sistemas sanitarios más debilitados, esperamos que para el despliegue de la vacuna se priorice a los países en función de sus necesidades sanitarias y la carga de la enfermedad, y no solo en la disposición actual de un país para administrar las vacunas por sí mismo.

Pedimos a Gavi que garantice que los países con alta carga de malaria y con los sistemas sanitarios más debilitados reciban un apoyo adicional para una implementación oportuna y eficaz de esta vacuna: esto incluye asegurar la correcta implementación de la vacuna de 4 dosis contra la malaria, evitando cualquier impacto negativo en los ya frágiles programas de vacunación de rutina y el apoyo a los países para que sigan fortaleciendo otras medidas existentes de control de la malaria. Esperamos que los países con alta carga de malaria también participen en el desarrollo de la estrategia para introducir la vacuna a fin de garantizar que se puedan abordar sus mayores necesidades. 

Debe haber transparencia en torno a todos los contratos, que cubran la información sobre el suministro y los precios acordados entre Gavi y el fabricante de vacunas GlaxoSmithKline, con el fin de garantizar una mejor asequibilidad y disponibilidad de esta vacuna. Instamos a Gavi a seguir adelante con el trabajo propuesto por su propio Comité de Políticas y Programas sobre la configuración del mercado de la vacuna contra la malaria, para garantizar que haya más productos en el mercado que creen un suministro global seguro y fomenten los precios más bajos posibles. 

Gavi también debe trabajar para acortar los actuales plazos inaceptablemente largos para la ampliación, la transferencia de tecnología y la introducción de la vacuna contra la malaria en los países, de modo que los niños y niñas puedan estar protegidos lo antes posible de esta enfermedad mortal".