El propósito fundamental de Médicos Sin Fronteras es preservar la vida y aliviar el sufrimiento -en conflictos armados, epidemias, hambrunas y desastres naturales. Todas estas situaciones requieren de una respuesta urgente y específica, con colaboración logística, administrativa y médica. También llevamos a cabo proyectos a mediano plazo dependiendo del grado de necesidad de las poblaciones. Actualmente MSF tiene operaciones en más de 70 países.

Operaciones destacadas

En 2020, Médicos Sin Fronteras respondió a la pandemia de la COVID-19 en México apoyando el tratamiento de pacientes y la prevención de infecciones en albergues y centros de salud para migrantes y víctimas de la violencia.

En 2020, Médicos Sin Fronteras siguió asistiendo a las víctimas de la violencia, al tiempo que lanzaba intervenciones de emergencia para responder a la COVID-19 y a los huracanes Eta e Iota.

Habitualmente, los primeros meses del año son los menos ajetreados para los equipos de Médicos Sin Fronteras en Níger. Pero en 2020, la situación dio un vuelco en marzo, con la llegada de la COVID-19.

En 2020, Médicos Sin Fronteras siguió brindando atención vital a comunidades devastadas por años de violencia y agitación política.

Para finales de 2020, más de 11 millones de personas necesitaban asistencia humanitaria en Siria. Y un año más, miles de personas murieron o resultaron heridas en una guerra que sigue abierta tras una década.