Médicos Sin Fronteras es una organización médico humanitaria internacional sin fines de lucro. Ayudamos a personas afectadas por epidemias, conflictos armados, desastres naturales y excluidas de la atención médica en más de 70 países. Conócenos. Más información
02.12.2021

Médicos Sin Fronteras (MSF) contribuye a los esfuerzos de vacunación en Líbano en las áreas remotas de Wadi, Khaled y Khat El Petrol, dentro de la gobernación de Akkar (norte de Líbano), tras un acuerdo con el Ministerio de Salud Pública. MSF está desplegando un equipo médico móvil en un esfuerzo por acelerar la distribución de vacunas y garantizar la cobertura en áreas con estructuras limitadas de COVID-19 establecidas en el país. 

“Líbano no puede permitirse ningún impacto adicional por la pandemia de COVID-19 y ya no tiene la misma capacidad de respuesta que tuvo durante la ola previa, a principios de 2021”, asevera Marcelo Fernández, jefe de misión de MSF en Líbano. “La vacunación es un componente esencial en la lucha contra la pandemia de COVID-19, y estamos apoyando el despliegue de la vacunación en Líbano, en las áreas desatendidas como Wadi, Khales y Khat El Petrol”. 

Desde el inicio del despliegue nacional de vacunación en marzo de 2021, apenas la mitad de los 3 millones de personas en Líbano registradas para recibir la vacuna contra la COVID-19 han sido vacunadas completamente. En Akkar solo cerca de 40,000 personas recibieron su segunda dosis.

“El desafío no solo está relacionado con la rapidez de la distribución de la vacuna. En Líbano, la incertidumbre sobre las vacunas, en general, es una realidad”, afirma Evelyne Wachira, referente médica del proyecto de MSF en Akkar. En un país con más de 6 millones de habitantes, más de la mitad de la población sigue dudando en vacunarse, y el gobierno de Akkar representa solo el 3,68% de las personas registradas para recibir la vacuna. 

 

“Nuestros equipos invierten muchos esfuerzos en informar a la población correctamente sobre la vacuna y el proceso, ya que hay mucha desinformación y malentendidos” agrega Wachira. “La promoción de la salud es tan esencial como la vacuna en sí misma, van de la mano”.

Desde el inicio de la pandemia, el equipo de promoción de la salud de MSF y otros actores humanitarios y médicos han realizado campañas diarias de sensibilización sobre la COVID-19 en las comunidades locales en Wadi Khaled, y Khat El Pretrol, para superar las dudas sobre la vacuna y enfatizar la importancia de la vacunación como protección de las posibles complicaciones severas de COVID-19 que requerirían hospitalizaciones e incluso llevarían a la muerte. 

Para ser elegible en la vacunación con los equipos de MSF, las personas beneficiarias necesitan pre-registrarse en la plataforma online creada por las autoridades de salud. Antes de vacunar a los y las pacientes, los equipos móviles de MSF confirman su pre-registro así como su consentimiento. Las vacunas son suministradas por las autoridades sanitarias. 

“En MSF estamos comprometidos a continuar apoyando a la población libanesa en respuesta a la pandemia de COVID-19, que ha exacerbado aún más el ya paralizado sistema de salud en el país y ha llevado a muchas personas al límite debido a la prolongada y severa crisis económica”, concluye Marcelo Fernández. 

MSF comenzó a administrar las vacunas contra la COVID-19 en marzo de 2021 para garantizar que algunas de las comunidades más vulnerables y en riesgo del país, como las personas mayores, trabajadores sanitarios, población refugiadas y personas detenidas, reciban la vacuna. Además de las actividades de los equipos móviles de vacunación. MSF abrió un centro de vacunación contra la COVID-19, en la ciudad de Bar Elías al principios de junio para acelerar el acceso a la vacuna contra la COVID-19 a más personas en Líbano. Los equipos de MSF también realizan pruebas de COVID-19 y actividades de promoción de la salud en varios lugares de Líbano. En el hospital público Elías Haraoui en Zahle, MSF ha apoyado la unidad de cuidados intensivos (UCI) de COVID-19 y ha ampliado sus actividades en la sala de emergencias para garantizar una clasificación eficaz de  pacientes con COVID-19 entre enero y marzo de 2021. 

 

 

MSF es una organización médico-humanitaria internacional e independiente que brinda atención médica gratuita a las personas que lo necesitan, sin discriminación. MSF empezó a trabajar en Líbano en 1976 y ha estado presente sin interrupción en el país  desde 2008. 

Actualmente, MSF brinda atención médica gratuita a las comunidades vulnerables en todo Líbano, ya sean libaneses, población refugiada o trabajadores migrantes. La organización está presente en más de 10 ubicaciones diferentes en todo el país. Nuestros servicios incluyen salud mental,  salud sexual y reproductiva, pediatría, vacunas y tratamientos para enfermedades no transmisibles, como la diabetes. Con más de 600 integrantes de personal, MSF realiza alrededor de 150,000 consultas médicas cada año en Líbano.